de Eleonora Valentini

de Eleonora Valentini

BIENVENIDOS A BORDO

Bienvenido a mi mundo o lo que es lo mismo a mi corazón y a todo mi interior para quien encuentre en él un pedacito del suyo.


Me deleita desear el mejor viento solar, en este saludar late un venerar a la pulsión de poesia que arde en el viento del sol y un mensaje de fuerza, energía e infinita esperanza.


"Que el viento solar sople siempre en tu camino"

lunes, 18 de octubre de 2010

Imus Nocte


In girum imus nocte et consumimur igni
Guy Debord
[Francia-1978-95 mins]

Este documental político de Debord es en gran parte autobiográfico, pero comienza con una minuciosa y despiadada crítica del espectador que va al cine para olvidarse de su desposeída vida cotidiana. El título en latín de la película es un palíndromo conocido como "El verso del Diablo" y significa "Damos vueltas en la noche y somos consumidos por el fuego" y se decía que describe el vuelo de las polillas de noche, y también los demonios.

Nos aburrimos en el cine. Nunca debimos abandonar nuestros juegos. Cuando la industria del cine representa los sueños con impresiones vívidas, un momento del deseo se ha extinguido y no se vuelve a suscitar con impresiones vividas. Viven las cadenas. La producción en serie de "aventuras", de emociones colectivas, de modelos de identificación y de aceptación. Como ya no hay dioses, que haya diosecillos a escala humana, existencias ejemplares no sometidas a los ciclos de la biología ni al desgaste irreversible del paso del tiempo, la entropía de la elección. La dimensión subjetiva del héroe, la única capaz de producir en el espectador una adhesión y una identificación no meramente sensibles, se pierde progresivamente en la abolición de la dimensión temporal del relato: generación de expectativas a partir de un pasado extinto, "regreso al futuro" desde cualquier punto, ausencia de huellas, marcas o signos de aprendizaje derivados de aventuras previas... Indiana Jones se lanza siempre de nuevo en busca del arca perdida, pero no podremos ayudarle tampoco en la próxima cruzada.

Por Walter Samuel

No hay comentarios:

Publicar un comentario