de Eleonora Valentini

de Eleonora Valentini

BIENVENIDOS A BORDO

Bienvenido a mi mundo o lo que es lo mismo a mi corazón y a todo mi interior para quien encuentre en él un pedacito del suyo.


Me deleita desear el mejor viento solar, en este saludar late un venerar a la pulsión de poesia que arde en el viento del sol y un mensaje de fuerza, energía e infinita esperanza.


"Que el viento solar sople siempre en tu camino"

miércoles, 13 de octubre de 2010

Canción del amor propio


A veces me desdoblo y me digo al oído:

¡Qué bueno respirar, sentirme viva!

¡Qué bueno cruzarme en mi camino!".

¡Qué grato es encontrarme vaya donde vaya!

Por más que me cuento mis chistes siempre me hacen gracia.

Si me voy, si me duermo, la vida se apaga.

¡Qué bueno saber que siempre me seré fiel!

¡Qué suerte desde un principio caerme tan bien!

Y voy y me levanto cada mañana, feliz y segura.

Me hago el desayuno, me lo sirvo en la cama.

Me dedico un mimo: sexo seguro, sin riesgos, sin contemplaciones, dudo que nadie me satisfaga mejor que yo misma, ya no creo en el sexo sin amor.

Qué le voy a hacer si me condenaron al olvido, a ser autosuficiente, si con eso sobrevivo, que no es poco.

Aprendí que solo me tengo a mi misma

¡Qué bonita, qué divertida es conmigo la convivencia!

Esperarme despierta, vuelva a la hora que vuelva, o cocinar para mí, mi comida favorita, con todos los condimentos que yo quiera. Con mucha sal y mucha pimienta, como me gusta la vida…y un toque se salsa tabasco de vez en cuando.

Escuchar solo mis ronquidos, no encontrar en el baño más pelos que los míos.

Si me siento sola miro la luna y me juro amor eterno.

Lloro en mi hombro cuando nadie me entiende.

Rodeada de un espejo circular, soy feliz con esta esquizofrenia tan particular.

Mejor loca que mal acompañada

No hay comentarios:

Publicar un comentario