de Eleonora Valentini

de Eleonora Valentini

BIENVENIDOS A BORDO

Bienvenido a mi mundo o lo que es lo mismo a mi corazón y a todo mi interior para quien encuentre en él un pedacito del suyo.


Me deleita desear el mejor viento solar, en este saludar late un venerar a la pulsión de poesia que arde en el viento del sol y un mensaje de fuerza, energía e infinita esperanza.


"Que el viento solar sople siempre en tu camino"

viernes, 11 de junio de 2010

Casa de la cultura de la calle


Un lugar donde los chicos de la calle pueden expresarse

La Casa de la Cultura de la Calle es una organización no gubernamental, creada por iniciativa de Gastón Pauls. “Una noche me encontré con un grupo de cinco chicos que vivían en situación de calle en Plaza Italia. Me acerqué a uno de ellos, de no mas de 11 años y le pregunté que necesitaba, él me contestó: yo necesito un lugar para expresar lo que siento, ese fue el punto de partida de este proyecto.” (G.P.)

Se trata de una experiencia artístico cultural que promueve la creatividad, el aprendizaje y el intercambio. Trabajamos con más de 150 chicos que están viviendo en diferentes hogares, y también con aquellos que se encuentran en situación de calle y concurren a Centros de Atención Integral.

Queremos que tengan una herramienta creadora para conformar una vida mejor.
Proponemos una educación experiencial, multidisciplinar, porque nos interesa que cada chico o chica que tenga la posibilidad de establecer un contacto profundo con la creación, con las técnicas para el desarrollo del pensamiento y el arte, podrá a partir del momento de internalizar la experiencia, comunicarse con el mundo de una manera diferente. Podrá creer que aunque todo esté quebrado, las piezas rotas puedan formar un nuevo cuerpo.
Eso es alegría: transformación.

“El arte salva. El arte sana. Cuando están inmersos en la creación de su obra, no existe otra cosa, y por suerte también existe todo, lo que los conforma como personas. Su historia extraña y dolorosa aparece en sus colores, en sus escenas, en sus voces cuando cantan, en sus hombros cuando bailan, en su mirada cuando sonríen."
Pero el arte ha transformado esos dolores en algo que tiene vuelo propio, y que nada ni nadie podrá sacarles nunca, son ellos mismos viajando por lugares cuidados donde pueden ser libres de expresar lo que quieran, a través del lenguaje que más les gusta.
Y esto alimenta tanto el alma, que por un momento el juego lo es todo, y allí dentro se confrontan, se reconocen, se resuelven.
Y cuando haya que volver a la realidad, las cosas ya no serán tan tristes, hay algo que brilla adentro, está al alcance de la mano y sin riesgo de ser perdido, y ellos ya se dieron cuenta.”

Marina Kamien. Docente / Artista CCC

No hay comentarios:

Publicar un comentario