de Eleonora Valentini

de Eleonora Valentini

BIENVENIDOS A BORDO

Bienvenido a mi mundo o lo que es lo mismo a mi corazón y a todo mi interior para quien encuentre en él un pedacito del suyo.


Me deleita desear el mejor viento solar, en este saludar late un venerar a la pulsión de poesia que arde en el viento del sol y un mensaje de fuerza, energía e infinita esperanza.


"Que el viento solar sople siempre en tu camino"

lunes, 27 de septiembre de 2010

Seré lo que deba ser


Hoy pense que era un buen momento

para la introspección.

Cambios en mi vida se aproximaban

a pasos agigantados y,

aunque no podia verlos,

sabía que llegarían

de un momento a otro.

Quería alejarme.

Si pudiera hubiera ido a Retiro

a comprarme un boleto del primer micro que saliera con rumbo al norte argentino, pasando por Bolivia, disfrutando a los pintorescos coyas, hasta llegar al sagrado Machu Pichu para elevarme y desaparecer como los Mayas.

Pero tengo muchas cosas que hacer, compromisos ya asumidos que no los puedo dejar de lado.

A veces las obligaciones pesan mucho más que los deseos.

Sin embargo, el tiempo me ha enseñado que hay muchas formas de desaparecer.

Y yo lo que necesito en este momento es eso: desaparecer.

Primero lo pense. Después lo medite.

En meses, quizás en años, nunca había hablado tan seguido conmigo misma.

Pase un par de meses, en una peligrosa burbuja que me atrapo y me separo del mundo.

Estando muy lejos de esa burbuja y de todos, aprendi a ser independiente y a resolver los problemas sin la ayuda de nadie más.

Sabía que de ese viaje había vuelto siendo otra.

He decidido desaparecer y romper esa burbuja que me tiene prisionera y eso es lo que voy a poner en práctica a partir de este mismísimo momento.

Pasare a ser un recuerdo, una voz, una imagen borrosa que a medida que pase el tiempo, va a hacerse cada vez más indistinguible.

Y vos para mi pasaras a ser lo mismo.

Se que al principio va a doler, que va a hacerse difícil decir “no” o simplemente huir a las preguntas.

Sere un fantasma que a veces decidirá aparecer, pero cada vez menos…y menos… y menos… hasta convertirse en esa imagen borrosa.

Se también que el destino es caprichoso y que corro el riesgo de que algún día nos veamos o nos crucemos por la calle y que esa imagen borrosa se actualice en un instante.

Pero no me preocupa. Volveria a desaparecer, una y otra vez y las que fuesen necesarias.

No es tan difícil. Otros lo han hecho antes que yo, y la vida sigue, incluso vos, al punto tal que se endurecio tu corazón y no solo perdiste tu capacidad de amar, sino que te dedicas a hacersela perder a los demás.

Se que los rumbos son inciertos pero que siempre al final, hay cosas buenas.

A veces es mejor romper para poder seguir adelante.

Romper con una, dos, tres, diez o mil personas.

Alejarse de la escena y ser una simple espectadora.

O no serlo. O no ser nada. O ser quién debe ser.

Tomarme un tiempo y pensar qué cosas me hacen bien y cuáles no, qué cosas están bien ubicadas en mi vida y cuáles sobran.

Ya he empezado con ese proceso y me he llevado unas cuantas sorpresas en el camino.

De nuevo: a veces es mejor romper para poder seguir adelante.

“Los comienzos son difíciles y los finales casi siempre tristes pero lo mejor está en el medio y hay que tenerlo en cuenta en los comienzos”.

by Eleo


No hay comentarios:

Publicar un comentario