de Eleonora Valentini

de Eleonora Valentini

BIENVENIDOS A BORDO

Bienvenido a mi mundo o lo que es lo mismo a mi corazón y a todo mi interior para quien encuentre en él un pedacito del suyo.


Me deleita desear el mejor viento solar, en este saludar late un venerar a la pulsión de poesia que arde en el viento del sol y un mensaje de fuerza, energía e infinita esperanza.


"Que el viento solar sople siempre en tu camino"

lunes, 13 de diciembre de 2010

El tiempo perdido


¿Cual es el tiempo perdido?
Es aquel en el cual no nos estusiasma ya nada,
ni disfrutamos tampoco de nada,
ni amamos a nadie.

¿Tiempo perdido?
Aquel en el cual cruzamos por un lugar o un momento,
sin tener plenamente conciencia de ello
por estar siempre añorando al otro tiempo: al ya muerto,
o preocupándonos por aquel que aún no ha nacido.

¿Tiempo perdido?
Aquel en el cual no se aprende ya nada,
ni damos nada, ni esperamos nada de nadie;
aquel que construimos con mil esperanzas amortajadas
o tan sólo un intento fallido.

¿Tiempo perdido?
Aquel en el cual nos culpamos de todo,
odiamos a todos y sufrimos de todo,
permitiendo que un estúpido miedo o un abrupto enojo
nos convierta en un individuo vencido.

¿Tiempo perdido?
Aquel que, de repente y sin darnos cuenta,
ya se ha ido por guardar avariciosamente una espontánea sonrisa,
un dulce “te quiero” ,
un esperado perdón o un olvido.

¿Tiempo perdido?
Aquel en el cual nunca nos atrevimos a hacer ya nada
por el miedo a perderlo todo
o para evitar esa burla
de pretender cambiar lo que es inmutable o prohibido.

¿Tiempo perdido?
Aquel en el cual decidimos guardar tras un viejo armario
el respeto a los demás o a nosotros mismos
y en el que, además, cínicamente gritamos:
“¡que bien a mí me ha ido!”

¿Tiempo perdido?
Aquel que, tú y yo,
permitamos que siga fluyendo sin mayor conciencia,
amor o esfuerzo,
evitando de esa forma
que nuestro ser pueda al 100% vivirlo.

Autor: Eduardo Orellana

No hay comentarios:

Publicar un comentario