de Eleonora Valentini

de Eleonora Valentini

BIENVENIDOS A BORDO

Bienvenido a mi mundo o lo que es lo mismo a mi corazón y a todo mi interior para quien encuentre en él un pedacito del suyo.


Me deleita desear el mejor viento solar, en este saludar late un venerar a la pulsión de poesia que arde en el viento del sol y un mensaje de fuerza, energía e infinita esperanza.


"Que el viento solar sople siempre en tu camino"

martes, 22 de marzo de 2011

El agua, símbolo de nuestras emociones


El agua nos acompaña durante toda la vida y nuestras emociones también, ya sea como agua de lluvia, del mar, de río, o, simplemente, de la ducha.

El agua, nos habla de nuestros sentimientos y emociones, de nuestra vida interior, esa que casi siempre intentamos ocultar a los ojos de los demás, incluso de nosotros mismos.

Además, tiene también que ver con nuestra intuición, con nuestro sexto sentido.

Mirando hacia dentro de nosotros mismos y confiando más a menudo en nuestras percepciones y en los sentimientos que tenemos ante cada persona o situación, el camino de nuestro desarrollo personal se presentará más despejado y nos permitirá conocernos y entendernos mejor, vivir en un período de paz interna y espiritualidad sanadora, y que estemos en armonía con nuestro entorno.

No debemos dejarnos abatir, cuando nuestro espejo de agua no nos devuelve la imagen que deseamos o necesitamos.

Frente a una desilucion, detengámonos un momento, y pensemos en nuestra reacción, no permitamos que nuestra imagen se quiebre frente a nosotros mismos,,, pues es probable que nos estemos dejando arrastrar por sentimientos de miedo y angustia.

En vez de eso, transformemos esa impresión negativa, que experimentamos al comprobar que algo no resulta según nuestras expectativas,,,,en algo positivo.

El agua de lluvia se puede volver extremadamente agradable siempre que deseemos permanecer debajo de ella.

Cambiemos la imagen que nos devuelve el espejo a nuestro antojo, como un alquimista convierte el plomo en oro,,, transformemos nuestros emociones negativas en emociones de luz y alegría que se proyecten hacia el universo y se unan al todo.

Creemos un puente mágico de agua, que nos una al cosmos y seamos parte del todo y no de una parte.

Vivamos humanamente, pero pensando cosmicamente.

by Eleo

No hay comentarios:

Publicar un comentario