de Eleonora Valentini

de Eleonora Valentini

BIENVENIDOS A BORDO

Bienvenido a mi mundo o lo que es lo mismo a mi corazón y a todo mi interior para quien encuentre en él un pedacito del suyo.


Me deleita desear el mejor viento solar, en este saludar late un venerar a la pulsión de poesia que arde en el viento del sol y un mensaje de fuerza, energía e infinita esperanza.


"Que el viento solar sople siempre en tu camino"

martes, 20 de octubre de 2015

Cuento breve para la revista Hotel de México. Literatura Erótica. "El secreto de la monja".

Una cama con vida propia, una cama que al acostarse engendraba un amante que al instante desplegaba un miembro gigante y deseoso de penetrar una vagina ansiosa de expulsar sus néctares y recibir semen a borbotones. La había adquirido en un SexShop de un shopping poco convencional. El dato se lo había pasado una monja que guardaba celosamente el secreto bajo sus hábitos. Pero al verle su mirada,,, tan vacía, de ese brillo que te deja una buena revolcada,,, se apiado de ella y se solidarizo, compartiendo con ella su secreto mejor guardado. Con razón el semblante de esa monja era diferente al resto.
En el apogeo de su orgasmo sintió elevarse al cielo... Por primera vez en mucho tiempo le vio la cara a la felicidad... Y la felicidad se aprovecho y también tuvo sexo desenfrenado con ella... Luego se sumaron los demás sentimientos que se reunieron en una gran orgía de emociones encontradas... Cada uno le hizo el amor según su estado de ánimo... una y otra vez... De repente, se vio sumergida en un orgasmo interminable y agotador... Hasta que dejo de sentir sus piernas... Su cuerpo yacía laxo y sin fuerzas, no podía esbozar palabra, ni siquiera para pedir que se detengan... El placer se había transformado en dolor... Sus zonas erógenas se habían prendido fuego con tanta fricción... Su clítoris chamuscado y humeante ya no servía... y su sexo había quedado obsoleto como su cama mágica que se convirtió en su tumba, en cuyo respaldo devenido en lápida decía: Aquí yacen los restos de... Su nombre nunca se supo... pero es lo de menos.

©by Eleo
05/09/2015 

No hay comentarios:

Publicar un comentario