de Eleonora Valentini

de Eleonora Valentini

BIENVENIDOS A BORDO

Bienvenido a mi mundo o lo que es lo mismo a mi corazón y a todo mi interior para quien encuentre en él un pedacito del suyo.


Me deleita desear el mejor viento solar, en este saludar late un venerar a la pulsión de poesia que arde en el viento del sol y un mensaje de fuerza, energía e infinita esperanza.


"Que el viento solar sople siempre en tu camino"

domingo, 28 de junio de 2015

Sospechas que son certezas


A veces intento hallar las respuestas desde la razón, 
entonces analizo, saco conjeturas, 
e intento llegar a una conclusión lógica 
que me confirme y me reconfirme lo que sospecho. 
Busco desesperadamente comprobar mis teorías en lo empírico 
y caigo en el absurdo insoslayable 
de exigir hechos que me das en otras formas, 
que reconozco pero mi razón me hace dudar. 
Quizá sólo sea entender, 
que esa sospecha no proviene de la razón sino del corazón. 
Qué no es la consecuencia de un pensamiento sino de un sentir... 
Algo que me llega como una revelación divina... 
Como una atmósfera de ensueño 
que recrea una escenografía de aguas cálidas 
y danzantes que me acunan dulcemente 
mientras me cantan su canción. 
Si lo sentimos es real... 
La razón casi nunca tiene razón. 
En las sensaciones esta la certeza.

by Eleo
28/06/2015

Momentos

Amo ese tiempo mío a solas 
donde te pienso infinitamente... 
Estar conmigo misma, 
es mi forma de estar contigo... 
Te escucho en cada canción, 
en esas canciones que son sólo nuestras... 
Y hoy son tu voz... 
Te veo, 
te recuerdo, 
te abrazo, 
te siento, 
te sueño, 
te interrogo...
Me enojo, 
me desenojo 
y te vuelvo a amar... 
Nunca antes me gusto tanto ver tu nombre junto al mío.

by Eleo
23/06/2015
Ilustración: Francesca Quatraro

sábado, 13 de junio de 2015

Pothos

Me alejo de las memorias
de presencias que fueron ausencias,
vacías de verdad y 

sentimiento
De aquello que nunca existió.
Que soslaya una personalidad,
que habita bajo baldosas húmedas
y llenas de moho,
de algún oscuro y tétrico callejón.
Sin embargo, se muestra como suave y brillante porcelanato,
de un cálido y acogedor ambiente blanco,
iluminado por la luz del sol.
Invitándote a caminar descalza y confiada,
sin saber, que en realidad estas caminando
sobre una alfombra de espinas maliciosas.
Al mismo tiempo que un simple e inofensivo potus,
se convierte en una traicionera planta carnívora.

by Eleo
07/06/2015