de Eleonora Valentini

de Eleonora Valentini

BIENVENIDOS A BORDO

Bienvenido a mi mundo o lo que es lo mismo a mi corazón y a todo mi interior para quien encuentre en él un pedacito del suyo.


Me deleita desear el mejor viento solar, en este saludar late un venerar a la pulsión de poesia que arde en el viento del sol y un mensaje de fuerza, energía e infinita esperanza.


"Que el viento solar sople siempre en tu camino"

lunes, 30 de agosto de 2010

Siempre existe en el mundo una persona que espera a otra


Sus labios finalmente decidieron ofrecerle una sonrisa y aquello era una señal, la señal que el espero sin saberlo durante tanto tiempo en su vida.

Entonces fue como si el tiempo se parase y el alma del mundo surgiese con toda su fuerza ante el.

Cuando vio sus ojos negros, sus labios indecisos entre una sonrisa y un silencio, el entendió la parte mas importante y la mas sabia del lenguaje que todo el mundo hablaba y que todas las personas de la tierra eran capaces de entender en sus corazones.

Y esto se llamaba amor, algo más antiguo que los hombres y que el propio desierto, y que sin embargo resurgía siempre con la misma fuera doquier que dos pares de ojos delante de un pozo.

Los labios finalmente decidieron ofrecer una sonrisa y aquello era una señal, la señal que el espero sin saberlo durante tanto tiempo en su vida, que había buscado en las ovejas y en los libros, en los cristales y en el silencio del desierto.

Allí estaba el puro lenguaje del mundo, sin explicaciones, por que el universo no necesitaba explicaciones para continuar su camino en el espacio sin fin.

Todo lo que el muchacho entendía en aquel momento es que estaba delante de la mujer de su vida y sin ninguna necesidad de palabras, ella debía saberlo también.

Estaba mas seguro de esto que de cualquier cosa en el mundo, aunque sus padres y los padres de sus padres dijeran que era necesario salir, simpatizar, prometerse, conocer bien a la persona y tener dinero antes de casarse.

Los que decían esto quizás jamás hubiesen conocido el lenguaje universal, por que cuando nos sumergimos en el es fácil entender...

Que siempre existe en el mundo una persona que espera a otra, sea en el medio del desierto, sea en el medio de una gran ciudad.

Y cuando estas personas se cruzan y sus ojos se encuentran, todo el pasado y todo el futuro pierde completamente su importancia y solo existe aquel momento y aquella certeza increíble de que todas las cosas debajo del sol fueron escritas por la misma mano.

La mano que despierta al amor y que hizo un alma gemela para cada persona que trabaja, descansa y busca tesoros debajo del sol.

Por que sin esto no habría ningún sentido para los sueños de la raza humana. 

Paulo Cohelo (Fragmento del Alquimista)

El dulce sabor de una mujer exquisita


Si aún no ha pasado el bisturí por tu piel,

si no tienes implantes de silicona en alguna parte de tu cuerpo,

si los rollitos no te generan trauma,

si nunca has sufrido de anorexia o bulimia,

si tu estatura no afecta tu desarrollo personal,

si cuando vas a la playa prefieres divertirte en el mar y no estar sobre una toalla durante horas

o tapada ocultando tu cuerpo,

si crees que la fidelidad sí es posible y la practicas,

si sabes cómo se prepara un arroz,

si puedes preparar un almuerzo completo con postre,

si tu prioridad no es ser rubia a como de lugar,

si no te levantas a las 4:00 a.m. para llegar de primera al gimnasio,

si puedes salir con ropa de gimnasia tranquila a la calle un domingo,

sin una gota de maquillaje en el rostro...

ESTÁS EN VÍA DE EXTINCIÓN... Eres una mujer exquisita!

Una mujer exquisita no es aquélla que más hombres tiene a sus pies;

sino aquélla que tiene uno sólo que la hace realmente feliz.

Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca,

ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo;

es aquélla que con tan sólo una franca y abierta sonrisa,

con una simple caricia y un buen consejo puede alegrarte la vida.

Una mujer valiosa no es aquélla que tiene más títulos, ni más cargos académicos;

Una mujer exquisita no es la más ardiente (aunque si me preguntan a mí, todas las mujeres son muy ardientes... y los que estamos fuera de foco somos los hombres); sino la que vibra al hacer el amor solamente con el hombre que ama.

Una mujer interesante no es aquélla que se siente halagada al ser admirada por su belleza y elegancia; es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.

Y un HOMBRE... UN HOMBRE EXQUISITO es aquél que valora a una mujer así.

Que se siente orgulloso de tenerla como compañera...

Que sabe tocarla como un músico virtuosísimo toca su amado instrumento..

Que lucha a su lado compartiendo todos sus roles, desde lavar platos y tender la ropa,

hasta devolverle los masajes y cuidados que ella le prodigó antes...

La verdad, compañeros hombres, es que las mujeres en eso de ser "muy machas"

nos llevan un gran recorrido...

¡Qué tontos hemos sido -y somos- cuando valoramos el "regalo" solamente por la vistosidad de su empaque...!

Tonto y mil veces tonto el hombre que come bagazo en la calle, teniendo un exquisito manjar en su casa.

Gabriel Garcia Marquez

lunes, 23 de agosto de 2010

Luminiscencia


La luciérnaga se caracteriza por su capacidad de emitir luz.

En las noches, es posible ver a las luciérnagas hembras iluminarse para atraer a los machos que sobrevuelan. Si se sienten amenazadas, desactivan su luz.

Mientras que la hembra de luciérnaga permanece a la espera de un macho atraído por su luz, los machos de luciérnaga practican el vuelo en busca de la señal de una hembra.

La luciérnaga macho cuenta con unos ojos bien desarrollados muy útiles para discernir los contrastes de luminosidad.

Los machos luciérnaga utilizan su luz a modo de código de pregunta a las hembras, que responden. Cada uno ó dos segundos, los machos emiten destellos cortos durante su vuelo.

Las hembras, que no pueden volar, lesresponden desde la vegetación con un parpadeo de pulsos más dilatados.

Se cree que la desaparición progresiva de esta especie es debida a la contaminación lumínica, por farolas y otras fuentes de luz procedentes de los grandes pueblos que dificultan que el macho pueda encontrara la hembra entre las distintas luces de un gran núcleo urbano.

Las luciérnagas para atraerse necesitan ver su luz, y esta solo se puede ver en las noches, por eso quizás, tal vez, la noche, sea nuestro momento de más brillo y atracción.

Yo siempre voy a permanecer iluminada para atraerte, pero esa luz solo vos, y nadie más que vos, la va a poder ver, Luciérnaga.

by Eleo

domingo, 22 de agosto de 2010

Desvaneciéndose



Cuando yo era joven
pensé que tenía mi propia llave.
Sabía exactamente lo que quería ser.
Ahora estoy segura que tú has tapiado todas mis puertas.

Vivía en una burbuja,
los días nunca terminaban.
No era cuestión de lo que iba a venir
La fantasía era real.

Ahora conozco mucho más acerca de la manera en que me siento.

Te pintare un cuadro porque no creo
que vuelvas por aquí nunca más.
Ni siquiera he visto la llave de la puerta.
Solo tenemos eso con lo que nos conformamos.

Mientras vamos viviendo,
los sueños que hemos tenido de niños
se van desvaneciendo.
Mientras vamos viviendo,
los sueños que hemos tenido de niños
se van desvaneciendo.
Desvaneciendo.
Poco a poco, cada vez más lejos.

Ahora mi vida ha dado un giro hacía otro ángulo.
Creo que es lo mejor.

Pero debo advertirte:

"Sueña la vida mientras puedas"...quizás algún día logre que lo comprendas.


Oasis Banda británica de rock formada en Mánchester en 1991. Álbum: The MasterPlan.Traducción propia.

By Eleo

viernes, 20 de agosto de 2010

Admirador anónimo. ¡¡¡Gracias!!!


Quisiera saber qué escondes detrás de tus ojos de gata.
Quisiera saber qué ocultas debajo de tu mirada parda;
qué sueños, qué gustos, qué savia,
qué penas, qué historias, qué rabias.

Quisiera saber en qué piensas cuando te descubro callada.
Quisiera saber de qué hablan los silencios que guardas;
de lunas, de cuentos, de amores,
de sombras, de vicios, temores.

Quisiera saber qué cara pondrías al saber que te quería.
Quisiera saber en qué lugar, en qué rincón te esconderías;
qué temes, qué buscas, qué sientes,
qué gritas, qué callas, qué quieres.

Quisiera saber qué aroma desprende de cerca tu cuerpo.
Quisiera saber el sabor que esconde la pasión de tus besos;
de eternidad, de gloria, de cielo,
de frenesí, de vida, de tiempo.


Y es que Sucede Que Hoy te imaginé con cuerpo de poema...

Anónimo

La fugacidad del camino


Paso mi tiempo
en silencio cantando
hablando callando
pensando a menudo
que pocos me escuchan
lo que quiero que entiendan
y si acaso me atrevo
a contar lo que siento
desplegando el pensamiento
al dañar mi alma
a menudo me asusto.
¿Donde buscar las llamas
que iluminen las miserias
que en mi alma llevo dentro?
¿Donde depositar
los zarpazos irreversibles
y malignos de incomprensión
que invadieron mi lento
y tortuoso camino?
Lamentos y defecciones aireadas
hitos erectos de la eterna senda
que dirige esta la fugacidad de la vida
se elevaron por doquier
en la intrincada y enérgica red
tejida en lo universal.
Desorientada va mi alma
entre escollos buscando
senderos mas llevaderos
por donde cruzar el tramo
y el paso por este inestable mundo.
Inesperadas relaciones
jalonaron mi camino
contrarrestadas por bondades
que ciertamente
resultaron vencedoras,
aliviando la carga pesada
que pegaron al suelo mi cuerpo
impidiendo otros pasos mas firmes.
Si hay mucho dolor en el cuerpo
hay mucho mas en el alma,
mas, el cuerpo se recupera siempre
cuando mas se cuida el alma
esta parte que vuela lejos
hasta el final del camino.

lunes, 16 de agosto de 2010

Minero


Minero, hombre que por llevar el pan a la mesa,
ese pan que tu mujer y tus hijos cada día esperan,
te arriesgas por llegar a lo más profundo de la tierra
entrando en el corazón de la misma naturaleza,
buscando el rojo del cobre o el dorado del oro
en medio de la oscuridad que a tus ojos ciega,
en esas marcas grabadas a fuego en la roca
en esas misteriosas, ocultas y ansiadas vetas,
que unos pocos gramos de tu sustento encierran.
Buscas el esquivo mineral haciendo un túnel entre las piedras,
con sólo la pequeña luz que de tu sudada frente agregas
a una oscuridad misteriosa húmeda, fría y silente
que solo el golpe de tus herramientas rompe fuerte.

Minero, hombre esforzado, trabajador doliente,
que vas excavando el interior de la majestuosa montaña,
buscando arrebatarle parte de sus tesoros ocultos,
rompiendo a golpes el secreto de su alma
y arriesgando tu vida al perforar sus sólidas entrañas,
dejas en ello toda tu fuerza y todo tu aliento
por cada gramo de mineral que la roca te regala.

Minero, hombre sufrido de rostro sucio y oscuro,
tu sacrificio jamás será bien recompensado,
eres sólo una pieza más del ensamblaje,
una pieza viva y fundamental de un trabajo duro,
que encaja preciso en la búsqueda de lo esperado.

Minero que te has acostumbrado a las largas faenas
en la oscuridad y el encierro de un quehacer rudo,
que has hecho del polvo y la picota tu diaria escena,
quiera siempre la imponente montaña en su magnificencia,
devolverte a la luz del sol y a los brazos de los tuyos.



María Elena Astorquiza V.
Santiago, 9 de Agosto del 2010
http://enmiplaya.blogspot.com/

domingo, 15 de agosto de 2010

La Historia de la Cometa Invisible y el Cosmonauta Absurdo


Ella era un cometa. No un cometa cualquiera, de esos que vagan en el espacio, y son constantemente estudiados por los científicos, acerca de los cuales se hacen teorías astronómicas, y de los que se sacan conjeturas sobre las orbitas y cosas afines. No. Ella era un cometa como no hubo otro en el universo entero, porque era en esencia invisible a los telescopios, y sólo algunos habitantes de la eternidad podían verla. Viajaba por todos los multiversos conocidos por el hombre, y también por aquellos habitados por todos los otros pobladores del infinito… Cuando se acercaba a un planeta, este temblaba por completo, y todos los habitantes del mismo, sentían desenfreno total, y unas ganas loquísimas de volar, algunos lo conseguían, e inspirados y atraídos por su energía se alzaban pronto a otras esferas de la realidad. Más pronto que después, y consumidos por la dicha que el cometa les provocaba, abandonaban su mundo y divagaban a través de los miles de laberintos y enigmas secretos que pueblan sus corazones.

Pese a que muchísimos lo intentaron, nadie logro nunca ponerle nombre, ella detestaba las etiquetas. Ningún iluminado astrofísico consiguió descifrarla, y es que nadie se percato, que no se ha inventado aún, una ciencia capaz de decodificar todos aquellos recónditos secretos que ésta lleva consigo. No se pudo marcar su orbita, porque no le gustaba recorrer los mismos caminos. Al ser este, un cometa con infinitas personalidades, no escatimaba esfuerzos en arriesgarse, se reinventaba a si misma y emocionada por el desconcierto que le provocaba lo desconocido se lanzaba a explorarlo, luego una de sus múltiples personalidades, escogía otra ruta, y otra, y otra…

No existió explorador en ningún rincón del infinito que sepa dar con su rastro, después de todo, su zigzagueante cola derramaba asteroides mágicos por todas partes, y era extremadamente complicado el recoger todas estos y pista tras pista poder por fin alcanzarla. Era simplemente un cometa cuya invisibilidad hacía del mismo, el cometa más apasionante, intrigante, libre y fascinante que jamás nunca haya habitado la inmensidad.

Lo que todos desconocían, es que en realidad ella, se sentía muy sola. Años atrás se había enamorado locamente, de un planeta grande y hermoso llamado Marte. Él, valiente y poderoso como ningún otro, le amaba a su modo, pero era un amor egoísta. Quería tenerle como luna, atada a él, girando a su alrededor, abstraída y dedicada a iluminar sus noches. Pero ella era un cometa viajero, y ser luna le lleno de hielo el corazón, y se consumió poco a poco la llama que llevaba dentro. Desde su posición de luna, miraba taciturna el infinito, y lloraba porque Marte nunca supo entenderla y amarla como cometa, sino como falsa luna.

Pero las mentiras existenciales no pueden mantenerse por siempre. Y la tristeza de no saberse cometa, pudo más que su falsedad lunática. Acongojada, hablo con Marte, y entre sollozos le dijo, yo soy cometa, te invito a volar conmigo por todas las dimensiones de la eternidad. Pero el no acepto. Le dijo que su orbita ya estaba determinada, y que por ningún motivo, podría salirse de ella. Si me amas, serás luna, y te quedaras conmigo. Y en ese instante, ella se dio cuenta, que él no le amaba, que se había enamorado de la luna que ella no podía nunca ser, y con el corazón destrozado, le dijo que se iba por el universo.

El dolor fue tan profundo y perecedero que sumergió su vida en la tristeza y la soledad, al punto de no reconocerse a si misma cuando vivía auténticos momentos compartidos y de alegría desbordante, aunque si supo disfrutar los mismos. Se enseño a distanciarse de las posibilidades de amar, cerró todas las ventanas del alma que hubiesen permitido a cualquiera acercársele a su corazón. Desterró las concurrencias de su soledad y construyo una caja fuerte donde sobre una almohada de miel dejo reposar su corazón. Anotó el código en un papel de arena y con un elevado grado de nostalgia arrojo este al viento al mismo tiempo en que con un aletargado parpadeo lo olvido. No era infeliz. Tampoco estaba amargada. Simplemente deseo eliminar la posibilidad de nuevamente enamorarse, de saltar al vacío locamente, de abandonarse al vuelo insensato y descontrolado que le caracterizaba cuando se sabía enamorada. Y se dedico, como su vocación y naturaleza le indicaban, a divagar por el universo, aunque ahora, con un manto de invisibilidad.

Invisibilidades


no
las palabras
no hacen el amor
hacen la ausencia
si digo agua ¿beberé?
si digo pan ¿comeré?
en esta noche en este mundo
extraordinario silencio el de esta noche
lo que pasa con el alma es que no se ve
lo que pasa con la mente es que no se ve
lo que pasa con el espíritu es que no se ve
¿de dónde viene esta conspiración de invisibilidades?
ninguna palabra es visible


Fragmento de En esta noche, en este mundo de Alejandra Pizarnik
Fragmento de El Lado Oscuro del Corazón 2, película de Eliseo Subiela. Argentina 2001.

jueves, 5 de agosto de 2010

De paseo


Paseando por la Ciudad de mi memoria.
Encontré a mi niña de grandes ojos color café, oscuro.
Mirada expresiva, profunda.
Mirada que va mas halla de lo que ve.

Vivas, sonriente. Con una simpatía contagiosa, con actitud
frente a la VIDA!
Continuo mi paseo...
Recorriendo la ciudad de mi memoria. Me interno en su Ser.
En su Alma.

Su simpatía me invita al diálogo. Hicimos contacto.
Sus ojos café brillan,
percibí su necesidad de comunicarse, con avidez de saber.
Ningún cuento conocido.

Había mas que una niña, en mi niña, de ojos color café.
Una Incipiente mujer se estaba gestando en su Ser!!
Me perdí en su mirar de invisible tristeza como quien
escudriña el pasado.

No obstante, en su rostro siempre sonriente, se refleja
un Horizonte Imaginario. Tanto es así, que
me contó, le gustaba mantenerse despierta para Soñar!
También , que cuando no podía conciliar el sueño....inclinaba levemente
sus parpados....Que así... Siguiendo su sueño se dormía...

Nos identificamos cuando dijo, nunca quiero dormir..) -pregunte- porque?
Es que quiero VIVIR!......
Siento, que si cierro mis ojos no existo!

Esta amaneciendo. La niña no duerme, la Mujer tampoco.
Pero ha llegado la hora de regresar. Y no puedo menos que pensar
que hay de cierto, en lo que dijo la niña de ojos color café!!

Será que cuando dormimos no existimos? O sera que al dormir
Nos Liberamos de las presiones de la vigilia?
La Niña y " Yo" estamos por despedirnos.... No se, si Listas.

Entonces!!

Quise dejarle mi sentir mas importante :
La Acción Despierta a La MAGIA. El UNIVERSO da Prioridad...a
aquellos que están en MOVIMIENTO!

Por ende, mantente DESPIERTA....
Reemplaza cualquier hábito que te mantenga en una sola realidad.
Busca otra que te oriente hasta encontrar la que DESEAS.

Monica Comaschi